MIEDO A LA CIUDADANÍA.-La opinion de Fº Jose Campaña Ortega


Un candado moderna en una antigua puerta de madera   fotos   Temas   Vida

MIEDO A LA CIUDADANÍA.-

Les cuento y ya ustedes, si lo desean, sacan sus propias conclusiones.

Resulta que según me informan, y ya es de todos (en mis artículos, utilizo el genérico que para eso lo tenemos en nuestro riquísimo y amplio idioma, además de estar legitimado por la propia RAE) conocido, el pasado 25 de septiembre, tuvo lugar la presentación de Podemos-Mengibar. Y que, contra todos los pronósticos, lo que parecía que iba a ser la reunión de unos pocos, se convirtió –sin intervención divina , se lo puedo prometer, porque estuve allí- en más de treinta o cuarenta personas.

No olviden este dato, porque para mí que es la “madre del cordero” del asunto que les traigo a reflexión.

Continúo. En ese momento, según me cuenta la organización, se solicitó la correspondiente y preceptiva solicitud de utilización de espacio público al ayuntamiento de nuestra localidad. Y con la antelación prevista en la normativa de 10 días antes, para cumplir reglamentariamente, todos los requisitos normativos. El ayuntamiento de nuestra localidad autorizó el evento. No olviden tampoco este dato. A tenor de la exitosa concentración ciudadana registrada, y para continuar con su labor iniciada, el movimiento ciudadano –aún no partido político como tal- quería celebrar una nueva asamblea ciudadana (abierta, como todas las que convocan, a toda la ciudadanía que lo desee) el próximo jueves, día 9 de octubre.

Sus organizadores, solicitaron el correspondiente permiso (para que luego los critiquen diciendo que son “antisistema”) para celebrarla en la plaza de Santa María Magdalena, con más de los diez días de antelación. Pero hete aquí, que en esta ocasión ha venido, según me cuentan, denegada y no desde el Excmo. Ayuntamiento de Mengíbar, sino desde la mismísima subdelegación del Gobierno de España. ¡Ahí es ná!…¿Razón?, no mediar entre la comunicación y la celebración del evento, los diez días preceptivos de plazo para su autorización.

Ni qué decir tiene, que el colectivo acata la resolución (y luego, los critican por “antisistema”) y no se va a celebrar en ese día. Pero, -y ahora es cuando deben recordar los dos datos importantes dados anteriormente-, me llaman la atención estas dos cuestiones: una, ¿por qué el ayuntamiento autorizó directamente la primera, y en esta segunda, la deriva a la subdelegación del Gobierno?…Dos, y según consta en la resolución, se reconoce que tiene entrada en el Excmo. Ayuntamiento el 29 de septiembre, pero entrada en el registro de la subdelegación, el pasado uno de octubre…¿qué ha ocurrido?; ¿por qué no se informó en el momento de la presentación en el Ayto.de estas “novedades”?; ¿tanta carga burocrática tiene nuestro Ayto. que no pudo tramitar la solicitud para que se cumplieran los plazos?; ¿no se pudo enviar a la subdelegación inmediatamente, con los medios informáticos existentes hoy por hoy?.

Para mí, que como ya ha ocurrido a otros niveles, siguen dando síntomas de miedo al ciudadano. A su organización y palabra. Esa, que ellos con sus organizaciones y partidos no han sabido atraer. Lo que creía es que esa especie de “miedo, reparo, separación”, era más propia de unos, que de otros. Ellos verán. Juzguen ustedes.

Top