La opinión de Francisco León Valenzuela, “LA POBREZA ENERGETICA»


pobreza energetica

LA POBREZA ENERGETICA

 

Está muy de moda este término que es un nuevo concepto en España. En palabras sencillas se puede decir que una familia se considera “pobre” (energéticamente), si dedica más del 10% de su renta a pagar la/s factura/s de luz y/o gas.

Es un tema preocupante para Andalucía, principalmente para las familias que vivimos en el interior y tenemos un clima más extremo que en las costas.

Las continuas subidas de las facturas de luz y gas que llevamos desde el comienzo de la crisis (2007/2008) están causando un grave quebranto a las personas mayores y a las familias con niños pequeños. Centrando el tema en los ancianos, que es el colectivo más importante y numeroso de MENGIBAR, suelen tener casas grandes y antiguas, por tanto con malos aislantes, necesitan una temperatura de 18 a 28 grados en las estancias habituales, y con una pensión de 600 euros, reciben cada dos meses  una factura energética de unos 150 euros de media. Por lo tanto la inmensa mayoría ya son hoy: pobres energéticos.

La tercera edad es el sustento fundamental de las familias mengibareñas, ayudan a hijos y nietos, colaborando a todos los niveles, no solo en lo afectivo, sino también en lo económico, paliando lo más duro de la crisis. Las compañías eléctricas han llegado a un tope que las autoridades han tenido que frenar puesto que ya era un clamor. Aún así “hacen cada vez más pobres”, en la actualidad se calcula que ya reunimos esta característica más de siete millones de españoles y a casi dos millones de andaluces.

La ola de calor de éste verano de 2015 ha hecho temblar de preocupación a todos los mengibareños. Hemos sufrido malos sueños, por la factura energética que podía llegar en Agosto. No nos olvidemos que venimos de pagar la contribución (este también es un gran tema para debate) hasta el 2 de junio, la luz el 16 del mismo mes y el 30 la renta. Ahora de nuevo “la luz”.

 

FRANCISCO LEON VALENZUELA.

ABOGADO.-

0 comments
Top