LA COFRADÍA JACOBEA DEL ROSARIO DE FÁTIMA, DE MENGÍBAR


virgen de fatima 2015 018

LA COFRADÍA JACOBEA DEL ROSARIO DE  FÁTIMA, DE MENGÍBAR 

Notas para su historia

Sebastián Barahona Vallecillo

Cronista Oficial de Mengíbar

Del 28 al 29 de agosto de 1948, un grupo de 10 jóvenes mengibareños asistió a la peregrinación nacional a Santiago de Compostela para postrarse, junto a la juventud española de Acción Católica y a la del mundo entero, ante el Apóstol, para pedirle su poderosa intersección y que reinara la paz en España y en el resto del mundo.

El grupo estuvo formado por Serafín Alcalá Villalta (secretario del Ayuntamiento de Mengíbar), José Polaina Higueras, Manuel Durán Siles, José María Ruiz Jiménez, José María Párraga Lillo, José Párraga Barranco, Raimundo Medina Medina, Antón Pancorbo Gómez, Francisco Párraga Iglesias y Enrique Beltrán Pareja.

Aquellos mengibareños se enfrentaron a una serie de problemas para llevar a cabo la aventura, entre ellos el costo de la peregrinación, ya que la mayoría de ellos aún no tenía trabajo, así como  prepararse espiritualmente para la peregrinación, por lo que, previamente, el domingo, día 13 de abril de 1947, junto a un grupo numeroso de jóvenes de Acción Católica de la provincia, visitaron a la Virgen de la Cabeza en su santuario de Sierra Morena, en la que participaron más de 6.000 jóvenes, entre los que se encontraban 116 de Mengíbar.

El grupo mengibareño se concentró en la parroquia de San Pedro Apóstol para pedir ayuda a Jesús Sacramentado y a Santa María Magdalena, la Patrona de Mengíbar, y desde allí se dirigieron a la estación de ferrocarril para dirigirse a la capital de España. En Madrid se concentraron las distintas localidades del centro y sur de España, y en camiones de la Comisaría de Abastecimientos y Transportes, provistos de toldos y  bancos de madera, hicieron el resto del viaje, haciendo escalas en León, Palas de Rey (Lugo), terminando al tercer día del recorrido en Santiago de Compostela. La estancia y alojamiento en la ciudad compostelana fue en residencias y colegios universitarios, organizado todo de manera bastante acertada. Entre los actos que tuvieron lugar, destaca una magna Eucaristía que tuvo que celebrarse en las afueras de la ciudad, por ser insuficientes las naves de la catedral compostelana, además de encuentros entre las distintas provincias españolas, donde se analizaron la situación de la juventud y de la Acción Católica española

En aquel ambiente de fervor religioso, aquellos jóvenes mengibareños fueron conscientes de la intervención de la Virgen María en aquellos momentos, por lo que recordando a Mengíbar, decidieron traer ese amor, encontrado en la Virgen María, a su patria chica y compartirlo con sus amigos y familiares, comprometiéndose seriamente a fundar en Mengíbar la JACOBEA COFRADÍA DE LA VIRGEN DE FÁTIMA.

Llegado a Mengíbar el grupo de los diez jóvenes, se postraron ante el Santísimo Sacramento y dieron las gracias a Jesús Eucaristía por los muchos beneficios recibidos en la peregrinación y darle a conocer la promesa que habían hecho de fundar la cofradía de la Virgen de Fátima. Inmediatamente, se redactaron los Estatutos, formados por 10 capítulos y 30 artículos, que fueron aprobados por el entonces obispo de Jaén, don Rafael García y García de Castro, con fecha 18 de abril de 1950. De ellos, destaca el Artículo 3, donde se exponen claramente los actos de culto que celebrará cada año la cofradía en honor de la Virgen titular:

 

  1. Un solemne Triduo en las tardes del jueves, viernes y sábado, anteriores al cuarto domingo del mes de agosto.
  2. El citado domingo, aniversario de la citada peregrinación, celebrará la cofradía un Rosario de la Aurora, Misa de comunión de todos los Hermanos y procesión con la imagen titular, asistiendo la cofradía en pleno, con insignias y bandera, así como la Banda de Música.

virgen de fatima 2015 014

Con el permiso del entonces párroco de San Pedro, don Federico Anguita Palacios, empezó a funcionar la cofradía, adquiriendo una bella imagen, que fue recibida por los Hermanos, devotos y fieles, con gran alegría y entusiasmo, siendo llevada en procesión a la parroquia para ser bendecida, recorriendo después todos los hogares de los Hermanos.

En agosto de 1949, la cofradía contaba con 41 Hermanos. El primer Hermano Mayor fue don Serafín Alcalá Villalta, y el último domingo de agosto de 1949, la cofradía celebró sus primeros actos, tal como ordenaban los Estatutos en su Artículo 3 y que hemos expuesto antes.

A pesar de los 68 años transcurridos desde la fundación de esta cofradía, y de haber fallecido todos los Hermanos fundadores, la Hermandad sigue activa y fiel al Artículo 2 de sus Estatutos fundacionales, que dice así. “Dar público testimonio de fe católica en la villa de Mengíbar, ofreciendo gloria a Dios Nuestro Señor con el culto y adoración a la Santísima Virgen de Fátima”

Creemos que el espíritu fundacional de aquellos 10 jóvenes mengibareños y el amor a la Virgen Santísima, bajo la advocación de Fátima, de los Hermanos y Hermanas actuales, seguirán siendo un verdadero testimonio cristiano en Mengíbar de fe y amor a Jesús y a su Madre, la Santísima Virgen María.

 

fatima 23

 

 

 

 

0 comments
Top